fbpx
Select Page

¿Cuántas veces no hemos pensado si nuestra campaña digital se estructuró con los objetivos correctos? Bueno, es más común de lo que pensamos, ya que los objetivos son el pilar de cualquier estrategia de marketing que queramos implementar. Por tanto, es necesario establecer con claridad dichos objetivos y darles el correcto seguimiento que merecen para lograr los resultados que buscamos.

Para establecer dichos objetivos, explicaremos a continuación un concepto que por muchos es considerado “The Holy Bible” del marketing digital. Hablaremos del EMBUDO o FUNNEL DE CONVERSIÓN.

El funnel o embudo de conversión no es más que la definición del proceso o el camino que los internautas siguen para cumplir un objetivo determinado.

Comúnmente este “camino” dependiendo de diversos autores, puede tener entre 3 y 6 pasos; sin embargo, lo resumiremos en 4 etapas base que recorren los usuarios en el world wide web (www).

Funnel o Embudo de Conversión – Emergentes Digitales
  • POSICIONAMIENTO / AWARENESS: Durante esta etapa se forma el conocimiento y nos comenzamos a posicionar, impactando al usuario de manera constante y hablándole con un mensaje de reconocimiento.
  • Este paso del camino es fundamental para marcas o productos que están en lanzamiento, ya que el objetivo que buscaremos es ingresar al mercado y decir al usuario que existimos y que ahí estaremos para satisfacer sus necesidades.
  • INTERÉS + ENGAGEMENT: Una vez que nos encontramos posicionados, buscaremos generar interés y engagement, es decir, que los usuarios evolucionen ese conocimiento de marca en interacción (dígase clicks, likes o shares). El interés debemos recordar que siempre está cautivo, por tanto, habrá que despertar el mismo con un buen match de creatividad y estrategia.


“Generar likes en redes sociales, jamás será considerado como un gasto; es una inversión a corto plazo. Estos usuarios son valiosos y habrá que fidelizarlos lo antes posible.”

  • CONSIDERACIÓN / EVALUACIÓN: Ya que tengamos bien “enganchados” a nuestros clientes potenciales, deberemos mantener ese interés y llegar al punto de fidelizarlos con estrategias de promoción o haciéndolos sentir únicos para que logren terminar el camino de la conversión.
  • CONVERSIÓN / LEADS: El último paso del funnel; aquí es importante resaltar que una conversión no debe ser tratada al 100% como una venta o como un ingreso económico tangible, ya que en esta etapa aún nos encontramos en la búsqueda y retención de clientes POTENCIALES. Por tanto, un “lead” se traducirá en cualquier acción concreta que nos permita obtener los resultados deseados (E.G. Llenar un formulario, descarga de apps, visita o llamada a la tienda física, etc.)

Uno de los errores más comunes al momento de evaluar el camino de la conversión, es centrarse primordialmente e invertir gran cantidad de dinero en generar nuevos y mayor número de clientes, sin embargo, debemos tener en cuenta cada uno de los pasos anteriormente explicados.

“Una estrategia digital es como un tener un hijo; primero debemos verlo crecer y alimentarlo de tal forma que cuando crezca y concluya sus estudios, pueda sobrevivir y ser exitoso sin necesidad de estar detrás de él todo el tiempo.

Ivan Mendoza Flores

Licenciado en Relaciones Comerciales. Google Partner especialista en Marketing Digital. Colaborador en campañas digitales de Coca Cola, Starbucks, Barceló Group, Hoteles Camino Real, Kraken Rum.